Atahualpa Yupanqui

Atahualpa Yupanqui, coplas del payador perseguido

Internarse en la obra de Atahualpa Yupanqui es como internarse en una catedral. Se trata de una empresa cargada de dificultades. La catedral Yupanqui está llena de recovecos, de misterios, de sugerencias. Nos hallamos ante una obra abrumadora tanto en cantidad como en calidad. Una obra cargada de coherencia, de dignidad lírica, de tesón, edificada piedra a piedra a través de un largo camino.

Serrat, canción a canción ha obtenido un gran reconocimiento por parte del público y de los medios de comunicación en España. El libro, editado por Ronsel a finales del año 2004, alcanza la tercera edición al poco de ponerse a la venta. A finales de 2006 Serrat, canción a canción es editado por Alpha Text en Argentina en una nueva edición ampliada y actualizada. Acceda a los diversos apartados de esta sección de la página y obtenga más información de todos los detalles relativos al libro y sus repercusiones.

He tratado de ofrecer a lo largo de las páginas que el lector tiene entre sus manos una visión personal de algunas de las canciones que han sido fundamentales en Yupanqui. Sé de antemano que hubiese necesitado mucho más tiempo para desentrañar algo de la belleza, de la verdad, del secreto de algunas de estas creaciones. Mi pretensión ha sido sencillamente recalcar algunas de las claves que han nutrido el universo de Atahualpa Yupanqui, un precursor, un referente, alguien sin quién no podríamos entender el folclore moderno ni tampoco cierta canción de autor, aquella que en letra y música ha enarbolado la bandera de la canción como una forma de arte